Cirugía Refractiva: Presbicia, Astigmatismo, Miopia, Hipermetropia.

 

 

HIPERMETROPÍA

¿QUÉ ES LA HIPERMETROPÍA?

La hipermetropía es un error de enfoque visual que provoca una visión borrosa e incómoda de cerca, aunque, a partir de cierta edad, también se ven mal los objetos lejanos. En el caso de la hipermetropía, la imagen se enfoca detrás de la retina y no directamente sobre ella. Este defecto de la refracción afecta a la mayor parte de los recién nacidos, pero durante el periodo de crecimiento tiende a corregirse. Cuando el problema persiste, pueden desencadenarse otras alteraciones visuales, como el ojo vago. La hipermetropía puede operarse mediante cirugía láser a partir de los18 años.

Los especialistas emplean diferentes técnicas quirúrgicas para tratar la hipermetropía (Lasik, PRK/Lasek, implantación de una lente intraocular…). Será el oftalmólogo el que, tras valorar los resultados de una serie de pruebas preoperatorias, indique qué tratamiento es el más adecuado para cada paciente.

 

MIOPÍA

¿ QUE ES LA MIOPIA?

La miopía es un defecto de refracción o error en el enfoque visual. Las imágenes se enfocan por delante de la retina y no sobre ella, lo que dificulta la visión de lejos.

La miopía suele aparecer en la infancia y evoluciona hasta los 20 años aproximadamente, cuando tiende a estabilizarse.

Si el error refractivo es superior a unas ocho dioptrías, se trata de alta miopía o miopía magna, un tipo de miopía que conlleva riesgos y complicaciones visuales específicas que pueden ser graves.

¿Por qué se produce?

Se debe a que el globo ocular es demasiado alargado o a que la córnea es más curva de lo normal.
Las personas con antecedentes familiares son más propensas a padecerla.

¿Cómo se manifiesta?

Una persona miope ve claramente los objetos cercanos, pero percibe de forma borrosa los objetos que se encuentran a distancia.

Suele manifestarse en edad escolar, por lo que es importante estar atentos a posibles síntomas en los niños.

Los síntomas más habituales son:

  • Mirar con dificultad lo que pone en la pizarra
  • Acercarse mucho los libros para leer
  • Sentarse muy cerca del televisor
  • Entrecerrar a menudo los ojos en un acto reflejo para que los objetos lejanos parezcan más nítidos

Como la miopía evoluciona durante los años de crecimiento, se hace necesario ir cambiando de gafas o de lentes de contacto con frecuencia.

ojo miope

¿Cómo se puede prevenir?

No hay forma de prevenir la miopía, aunque las revisiones oculares periódicas, especialmente en la infancia, ayudan a detectarla en sus fases incipientes.

¿Cuál es su tratamiento?

La miopía no se cura, pero sí puede corregirse mediante el uso de gafas o lentes de contacto. Las personas que desean prescindir de corrección óptica, pueden beneficiarse de la cirugía refractiva.

Sólo en casos excepcionales puede aplicarse la cirugía antes de que la miopía se haya estabilizado, alrededor de los 20 años.

El tratamiento puede consistir, principalmente, en la aplicación de láser en las capas superficiales o internas de la córnea (Lasik). También existen otras técnicas menos frecuentes como la implantación de anillos.

Cuando la miopía es alta o existe contraindicación para realizar Lasik, suele desaconsejarse cualquiera de estas intervenciones corneales. La opción puede ser la implantación de las llamadas lentes intraoculares fáquicas (entre la córnea y el cristalino).

La miopía puede ser tratada empleando diferentes técnicas quirúrgicas (Lasik, PRK/Lasek, implantación de una lente intraocular…) en función de las características fisiológicas de cada paciente. Debe ser el oftalmólogo el que, analizando estas particularidades, indique qué tipo de operación es más adecuada para cada caso.

 

ASTIGMATISMO

¿Qué es el astigmatismo?

El astigmatismo es un defecto refractivo que provoca que las imágenes se enfoquen sobre la retina de forma distorsionada, afectando a la visión de cerca y de lejos.

El astigmatismo puede aparecer solo o asociado a miopía o hipermetropía, y suele ser estable durante toda la vida.

astigmatismo

¿Por qué se produce?

El astigmatismo generalmente proviene de un problema en la curvatura de la córnea que impide el enfoque claro de los objetos cercanos y lejanos. La córnea pierde su forma esférica, adoptando una forma elíptica u ovalada.

La causa de esta irregularidad suele estar determinada genéticamente, aunque también puede producirse como consecuencia de traumatismos, enfermedades o tras intervenciones quirúrgicas (como el trasplante de córnea).

¿Cómo se manifiesta?

Dependiendo de la edad y del tipo o grado de astigmatismo, los síntomas pueden ser distintos. Si el astigmatismo es reducido, puede no afectar a la visión.

Los síntomas más habituales son:

  • Percepción de las imágenes distorsionadas (síntoma más frecuente).
  • Agudeza visual de lejos deficiente.
  • Problemas para el cambio de visión lejos/cerca.
  • Dificultades para ver detalles sutiles, ya sea de cerca o a distancia.
  • Dolores de cabeza, dolores oculares o mareos, como resultado del esfuerzo muscular que realiza el ojo al intentar compensar el defecto con la acomodación del cristalino (lente natural del ojo cuya elasticidad permite enfocar). Esto ocurre especialmente en los casos de astigmatismo asociado a hipermetropía.

¿Cuál es el tratamiento?

El astigmatismo se puede corregir mediante gafas o lentes de contacto tóricas.

Si se quiere prescindir de gafas o lentillas, también existen soluciones quirúrgicas.

La cirugía refractiva incluye diversos tratamientos en función de la especificidad de cada diagnóstico:

  • Láser excimer: se aplica en el grosor de la córnea, pudiendo corregir astigmatismos medios.
  • Técnica incisional (queratotomías arcuatas): consiste en realizar unas incisiones en la superficie corneal y está indicada para astigmatismos altos.
  • Lentes intraoculares tóricas: pueden ser fáquicas (se implantan entre la córnea y el cristalino) y pseudofáquicas (sustituyen al cristalino). Se utiliza habitualmente para corregir astigmatismos altos.

Para determinar la técnica más adecuada en cada caso es importante ponerse en manos del oftalmólogo.

Cerca del 80% del éxito de la cirugía dependerá de un buen diagnóstico y de la correcta indicación del tipo de intervención a realizar.

Qué es la presbicia o vista cansada?

La presbicia o vista cansada es una disminución de la capacidad de enfoque del ojo que provoca una pérdida de nitidez en la visión cercana. Suele producirse a partir de los 40-45 años.

 

 

 

¿Por qué se produce?

Se debe a una pérdida de elasticidad del cristalino, la lente natural del ojo que se encuentra entre la córnea y la retina.
El cristalino tiene la capacidad de acomodación, es decir, de enfocar los objetos en función de la distancia a la que se encuentran. Podría decirse que es como el “zoom” de una cámara fotográfica.
Con la edad, el cristalino pierde elasticidad y capacidad de enfoque, dando lugar a la vista cansada.

¿Cómo se manifiesta?

Las personas con vista cansada tienen dificultades para enfocar imágenes cercanas, lo que provoca una sensación de que las letras “bailan” o están borrosas.
La presbicia puede originar dolor de cabeza al fijar la vista durante mucho tiempo en un libro o en la pantalla del ordenador.

¿Cuál es el tratamiento?

La presbicia no se cura, aunque existen diferentes métodos para compensar la pérdida de acomodación o capacidad de enfoque del cristalino.
Habitualmente la presbicia se corrige con gafas.

Existen tres tipos de gafas según las necesidades de cada paciente:

  • Bifocal: graduación para corregir la visión de lejos y de cerca
  • Trifocal: enfoque de lejos, distancia media y cerca
  • Progresiva: la parte superior del cristal sirve para la visión de lejos, la inferior para la cercana, y la central tiene una graduación progresiva abarcando todas las distancias

Normalmente se recurre a la cirugía cuando la presbicia está asociada a catarata, miopía o hipermetropía.
Existen varios tipos de cirugía, como son el tratamiento con láser, la implantación de lentes intracorneales y las lentes intraoculares. Éstas pueden ser de varios tipos según las necesidades de cada paciente, y a su vez, ofrecen los resultados más efectivos.

  • Las lentes intraoculares monofocales sustituyen al cristalino, el cálculo dióptrico se realiza para corregir la monovisión (un ojo se especializa en la visión cercana y otro en la lejana)
  • Las lentes acomodativas, con movimiento anteroposterior, pretenden conseguir una buena visión para todas las distancias. Los resultados de estas lentes son variables y dependen mucho de las características del ojo
  • Las lentes multifocales, llevan un diseño óptico parecido al de las gafas progresivas y son, junto con la monovisión, la técnica más utilizada en la actualidad para la corrección quirúrgica de la presbicia
  • Las lentes que se implantan sin extraer el cristalino para corregir un defecto de refracción, pueden ser bifocales o multifocales. Los resultados, por el momento, son limitados, aunque representan una clara opción de futuro

Para determinar el tratamiento o cirugía adecuados, es muy importante realizar un estudio personalizado del paciente para detectar otros factores clave como la edad, la profesión o las preferencias personales.

¿Cómo se puede prevenir?

Al ser un problema asociado al envejecimiento del ojo, la presbicia no se puede prevenir.
Es importante revisar periódicamente la visión a partir de los 40 años, etapa en la que pueden empezar a aparecer enfermedades oculares relacionadas con la edad.

  • Habitualmente la presbicia se corrige con gafas: bifocal, trifocal o progresiva. Según el tipo de presbicia que sufre el paciente.
  • TRATAMIENTOS

    • Corrección óptica de la presbicia con gafas
    • Corrección óptica de la presbicia con lentes de contacto
    • Implantación de lentes intraoculares
    • Monovisión
    • Presbylasik

 

TÉCNICAS LASIK Y PRK/LASEK

 Desde hace más de 20 años, en IOM , hemos empleado y desarrollado diversas técnicas quirúrgicas de cirugía para tratar los defectos refractivos. En la actualidad, la aplicación del laser Excímer constituye la primera elección para corregir este tipo de problemas oculares. No obstante, cuando el paciente no es candidato a la cirugía refractiva con láser Excímer, existen otras alternativas quirúrgicas como el implante de lente fáquica o la lensectomía refractiva. Un pormenorizado análisis del paciente permitirá que el oftalmólogo decida y emplee la técnica más adecuada para cada caso.

 Cuando el ojo tiene un defecto de refracción, la imagen se proyecta de forma anómala

Características diferenciales de la cirugía refractiva con láser:

  • Es una “cirugía menor ambulatoria”, es decir, que la intervención se realiza extra-ocularmente (no afecta a los órganos intraoculares) y permite que el paciente, una vez operado, pueda irse a su casa sin necesidad de ingreso hospitalario.
  • Es una intervención muy rápida que sólo dura unos minutos.
  • Se emplea anestesia tópica mediante un simple colirio oftálmico anestésico.
  • PREOPEPARATORIO

    En IOM  todo el proceso pre y postquirúrgico se realiza por un equipo dirigido por un cirujano oftalmólogo,Dr. Jorge Alvarez Marín  que será el que realice la intervención.

    La consulta previa a la intervención es vital, ya que permite al equipo oftalmológico efectuar diversas pruebas optométricas y oftálmicas con el objetivo de obtener la información necesaria para determinar si el candidato es apto para la intervención y el tipo de procedimiento que se va a emplear.

  • OPERACIÓN

    Antes de la intervención, el Dr. Jorge Alvarez Marín  volverá a repetir las pruebas fundamentales al paciente para evitar cualquier cambio que pueda haberse producido desde las pruebas que se hicieron en la primera consulta y confirmar la viabilidad del tratamiento con láser.

    La intervención comienza con la aplicación de un colirio anestésico (gotas) y con la inmovilización de los párpados del paciente para evitar el parpadeo.

    En IOM  aplicamos una  cirugía ocular con láser Excímer, un tipo de láser ultravioleta que genera una luz de alta energía capaz de disgregar las moléculas del tejido de la córnea, de modo que permite moldearla cambiando su graduación, sin afectar a los tejidos que la rodean.

    Los tratamientos con láser Excímer se pueden desarrollar a través de diversos procedimientos:

    La técnica lamelar o LASIK (queratomileusis in situ asistida con láser Excímer). Es la técnica más utilizada, ya que la recuperación resulta más simple y más rápida. En la mayoría de los casos, los resultados suelen ser muy buenos y pueden observarse en poco tiempo.

    Las técnicas de superficie o PRK/LASEK (queratectomía fotorrefractiva con láser Excímer/queratomileusis subepitelial asistida con láser Excímer). Este tipo de procedimientos son menos habituales, pero permiten intervenir a los pacientes en casos que no pueden ser tratados con la técnica LASIK porque la córnea es muy fina o débil.

    Todas las técnicas que aplicamos en IOM son igualmente seguras y eficaces y debe ser el oftalmólogo el que, después de revisar los resultados de las pruebas preoperatorias, decida qué técnica es la más adecuada para cada paciente tomando como referencia criterios clínicos y personales.

POSTOPERATORIO

Tras la intervención, el paciente permanece en reposo en la clínica durante, aproximadamente, 30 minutos durante los cuales el oftalmólogo realiza una segunda revisión ocular. Una vez transcurrido este tiempo, el paciente abandona la clínica con una buena capacidad visual, que le permitirá desplazarse a su domicilio por su propio pie. Todo el proceso suele tener una duración aproximada de una hora.

La recuperación con la técnica LASIK es muy rápida y el paciente habitualmente se puede incorporar a su vida cotidiana al día siguiente de la intervención. Si la técnica empleada es la ablación de superficie PRK/LASEK la recuperación puede alargarse un par de días.

El paciente que se somete a cirugía de superficie suele tener molestias durante unos dos días. La visión mejorará poco a poco durante los primeros 5-7 días y el paciente irá recuperando su vida habitual en función de la velocidad de progresión del postoperatorio, que varía de unos pacientes a otros.

Aún siendo una operación sencilla, el seguimiento personalizado del paciente que se somete a cirugía láser ocular es de vital importancia. En IOM , nuestro equipo oftalmológico realiza las revisiones postoperatorias necesarias en los siguientes plazos aproximados:

  • A las 24 horas.
  • A la semana.
  • Al mes.
  • Y, posteriormente, controles hasta el alta médica, que habitualmente se realizan entre 3 a 6 meses después de la intervención, según el caso.

 

VISIAN ICL QUE ES ?

 21 diciembre, 2013 | Oftalmología | 

 

Existe una gran diferencia entre la agudeza y la calidad visual. Muchos de los procedimientos refractivos prometen una mejora de la agudeza visual, sin embargo la calidad de su visión puede variar
significativamente dependiendo del tratamiento que elija. La Visian ICL ofrece una corrección de la visión que va todavía más allá.

Sus ojos son tan únicos como las huellas dactilares, por lo tanto, queremos estar seguros que está informado sobre las mejores opciones disponibles para la corrección de su visión.

The Visian ICL
Sus ojos son tan únicos como las huellas dactilares, por lo tanto, queremos estar seguros que está informado sobre las mejores opciones disponibles para la corrección de su visión.

La Visian ICL es una lente de Colamero implantable que funciona en el ojo para corregir la visión. A diferencia de las lentes de contacto tradicionales que van en la superficie del ojo, la Visian ICL se coloca dentro del ojo entre el iris (la parte coloreada del ojo) y la lente natural. Una vez implantado, la lente se mantiene indefinidamente en el ojo. Sin embargo, si su visión cambia drásticamente con el tiempo, la lente puede ser fácilmente reemplazada o eliminada.

En comparación con otros procedimientos quirúrgicos refractivos, la Visian ICL ofrece una visión más clara al igual que una mayor satisfacción para el paciente. La mejora inmediata de la calidad de la visión y la corta e indolora recuperación produce un único efecto “WOW!” en muchos pacientes.

Hay una gran diferencia entre la “agudeza visual” (20/20 se considera la visión de la agudeza visual normal) y “la calidad visual.” Muchos de los procedimientos refractivos, como el LASIK, prometen una mejora en la agudeza visual, pero la calidad de su visión puede variar de manera significativa basada en el procedimiento que usted elija.

La Visian ICL ofrece una corrección de la visión que va más allá del LASIK. Le ayuda a disfrutar de una visión más nítida, más clara y más viva, con una mayor profundidad y dimensión. Se le llama Visión de alta definición, y es posible sólo con la Visian ICL.

La visión de alta definición alcanzada por la Visian ICL lo comprueba que es la mejor la elección para los pacientes que necesitan y esperan los resultados de alta calidad. De hecho, los militares de EE.UU. han adoptado el Visian ICL por la claridad visual confiable que logra.
En el Centro Médico Oftalmologico Milenium

El Dr. Jorge Alvarez Marin nuestro experto en Cirugía Refractiva le asesora.

Video Oftalmología


 

FINANCIACION A SU MEDIDA