Obesidad y el Covid-19

Desde Nuestro área de obesidad queremos aportarte algunos datos que revelan una posible conexión entre la obesidad y el COVID-19. Estudios recientes realizados en distintos países nos arrojan datos muy reveladores.

  • Estados Unidos, se relaciona a la obesidad con un peor pronóstico en los pacientes que dan positivo en COVID-19. Curiosamente, estos datos hallados, resultan ser similares a los de la pandemia provocada por el virus H1N1 influenza (comúnmente conocida como gripe A) ocurrida años atrás en la que también se veía comprometido el aparato respiratorio.Además, analizan datos de servicios sanitarios de otros países como Italia o China y sugieren que la elevada prevalencia de obesidad en adultos italianos ancianos comparada con los ancianos del país asiático pueda explicar las diferencias de mortalidad entre ambos países.(
  • Francia, nuestro país vecino, aportan datos mas concretos acerca de los pacientes ingresados en cuidados intensivos. La obesidad y la obesidad severa están presentes en un 47,6% y un 28,2%respectivamente en estos enfermos. Por ello, es considerada un claro factor de riesgo en la complicación de síntomas en el COVID-19.

El 68,6 % de estos pacientes requiere ventilación mecánica y que la severidad de los síntomas de la enfermedad aumenta acorde al grado de obesidad.En consecuencia, se recomienda que los pacientes con sobrepeso/obesidad, tomen las medidas adecuadas de prevención para evitar el contagio por COVID-19 y extremen las precauciones.

  • Reino Unido (NHS) hasta un 71% de los pacientes en cuidados intensivos presenta obesidad y en Italia, ya contemplan el sobrepeso/obesidad como condicionantes asociados directamente a las muertes por COVID-19.

-ESPAÑA ha comprobado que la obesidad está asociada a un peor pronóstico y a un mayor número de complicaciones en personas que dan positivo en COVID-19. Algunos especialistas apuntan a que, quizás, esto se debe a que el manejo del paciente obeso resulta más complicado debido a otros factores como la elevada incidencia de apnea del sueño en personas con sobrepeso, o las dificultades que tienen los profesionales sanitarios a la hora colocar un respirador, intubar al paciente o simplemente, realizarle una radiografía. 

Conclusiones: 

No obstante, se trata de estudios muy novedosos y se hacen necesarias investigaciones posteriores para sacar conclusiones más claras. Además, consideramos que se deberá tener en cuenta otro tipo de condicionantes como, por ejemplo, si estos pacientes presentan otros factores de riesgo asociados a la obesidad como la hipertensión, diabetes u otro tipo de enfermedades cardiovasculares. 

Todos estos estudios, sugieren una clara relación entre la obesidad y el COVID-19 al igual que ocurre en otras tantas enfermedades que comprometen o atacan al aparato respiratorio, sistema cardiovascular o inmunitario.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *